sábado, 4 de septiembre de 2010

CICLO DE LAS PULGAS. MITOS Y VERDADES



No es verdad que:
  • Las pulgas se bajen de los animales portadores para poner sus huevos y luego regresen a aquellos cuando pasan otra vez.
  • Las pulgas salten de un animal a otro.
  • Las pulgas hibernen durante el invierno y "resuciten" durante la primavera.
  • Las pulgas pasen la mayor parte de su vida lejos de las mascotas y sólo suban a ellas para alimentarse.
  • Las pulgas sean el resultado directo de la falta de baño y aseo de las mascotas.
  • Las pulgas se desarrollen en las peluquerías de mascotas o en las clínicas veterinarias.


Es verdad que:
  • Las pulgas hembras ponen sus huevecillos sobre la mascota. Estos - de unos 0.5 milímetros, perlados y no pegajosos - caen al piso donde comienza su desarrollo, el cual tarda de un día y medio a diez días, según la humedad y la temperatura ambiente.
  • Las larvas - de apenas 2.5 milímetros - viven escondidas en lugares sin luz. Se alimentan de desechos orgánicos y heces de las pulgas adultas (sangre semidigerida de la mascota). Alcanzan su desarrollo entre cinco y once días después, y pasan a la fase siguiente.

  • Al llegar al estado de pupas, las larvas se encierran en un capullo de seda. Generalmente son protegidas por los materiales que rodean al capullo: polvo, desechos... Esta etapa dura de cinco días a un año.
  • Para llegar a la fase de adultas, las pupas esperan que pase una mascota. El movimiento, las exhalaciones de monoxido de carbono y el calor de ésta las despiertan de su letargo y las hacen brincar - hasta doscientas veces su tamaño - con el propósito de alimentarse y buscar pareja para comenzar su reproducción.


Publicar un comentario